Saltar al contenido

Hechizos para enamorar a un hombre


Si quieres enamorar o retener al hombre de tus sueños, has llegado al lugar correcto. Te mostraré los hechizos más poderosos para que lo tengas a tu lado por todo el tiempo que desees. Solo dependerá de ti hasta dónde quieras llegar.

hechizos para que me busque rapido

Hechizos para que me llame


No dudes en seguir estos pasos para amarrar a ese chico que no te demuestra abiertamente sus sentimientos. Anímate, ¡este es tu día triunfal!

hechizos para enamorar a un hombre locamente faciles sencillos rapidos poderosos y gratis

Cómo amarrar a un hombre


Acércate a estos procedimientos que te harán atraer el amor de manera simple y rápida, adueñándote de la dicha que soñabas, con las herramientas que aquí encontrarás.

¡Plantéatelo y ponlos en marcha!

1. Brujería con velas rojas

Con este encantamiento casero podrás  enamorar aún más a tu hombre, haciendo que sueñe contigo cada noche. Es un ritual sencillo y absolutamente infalible.

Necesitarás:
  • Una mesa pequeña o escritorio
  • Un plato hondo
  • Un vaso o copa de vidrio
  • 2 Velas rojas
  • 2 cerillos
  • Sal, 2 cucharadas
  • Azúcar blanca o morena, cantidad necesaria
  • Leche líquida y fresca de vaca, 3 cucharadas
  • Un papel blanco tamaño mediano
  • Un rotulador negro o bolígrafo negro
  • Una foto de tu amado
  • Una almohada
  • Cinta adhesiva
Procedimiento:
  • Puedes ejecutar este ritual en cualquier día semanal, con luna llena, te deberás sentir relajado y sin ansiedad en tu habitación, muy cerca de tu cama.
  • Ubica el plato en el centro del mueble que hayas dispuesto para el procedimiento.
  • Enciende sobre el mismo las dos velas rojas con los dos cerillos.
  • Alrededor del plato conforma un círculo con la sal reservada.
  • En el medio del plato, coloca el vaso o copa de vidrio, vacía.
  • Ahora escribirás en tu papel blanco, con la ayuda del bolígrafo, las siguientes palabras:
  • “He venido esta noche de estrellas y luna llena, para traerte la luz emanada de mi alma, cuando yo me acueste aquí (señalarás tu cama) tú, ¡estarás soñando conmigo! Así sea.
  • En el lado posterior de la hoja, escribirás el nombre de quien deseas encantar para que te ame más, o para que se enamore de ti.
  • Coge la foto y encíntala con cinta adhesiva al papel, al lado de su nombre.
  • Acto seguido, doblarás la hoja, tres veces y la pondrás en el interior de la copa vacía.
  • Introduce el azúcar dentro del vaso y tapa la hoja, hasta que no se pueda ver.
  • Agrega ahora un chorro de leche y di con energía estas frases:

“En tus sueños estaré, Amor,

esta noche me verás radiante en frenesí…

Con azúcar he endulzado tus sentidos

Y con leche dormirás hoy para mí.”

  • A la luz de las llamas de las velas rojas visualiza al chico de tus fantasías, soñándote esa noche y declarándote su amor como nunca.
  • Deja que las velas se extingan solas y desecha los restos que hayan quedado.
  • Arroja a la basura la sal y el azúcar, y el papel con la foto los ubicarás dentro del relleno que contiene tu almohada y allí la dejarás hasta ver los resultados, que no tardarán en llegar.

2. Conjuro del papelito

Este ritual te servirá para atraerlo y retenerlo todo el tiempo que desees. Utilízalo bajo tu propia responsabilidad!:

3. Amarrando a un amante casado


¿Quieres sentir la pasión de un hombre prohibido de quien te enamoraste y no sabes cómo proceder? Sigue los pasos que a continuación te indicaré y te sentirás apta para embobar a un hombre, que aun siendo casado, puede ser tu felicidad.

Necesitarás:
  • Un trozo de cristal
  • Un trozo de hilo
  • 4 velas rojas
  • 2 rosas de color rojo
  • Cerillos
Procedimiento:
  • Ubica las cuatro velas en los cuatro ángulos de tu habitación, dando forma de cuadrado donde puedas pararte.
  • Enciéndelas con los cerillos.
  • Justo en el centro del cuadrado formado por las velas, coloca las dos rosas rojas y el trozo de cristal.
  • Invocando los 4 puntos cardinales, dirás estas palabras:

“ A los espíritus pido ayuda terrenal para que me concedan la pasión de (dirás el nombre de quien deseas). Despojen de su corazón toda fuerza de cualquier mujer, sólo yo debo estar allí y también en su mente. Que así sea!”

  • Coge el hilo y rodéalo en tus dedos hasta que al finalizar, visualices a esa persona rodeada por tus pensamientos e imagen.
  • Repite el ritual tres días seguidos y espera el resultado confiada.

4. Sin materiales – Oración

Acá cuenta tu energía mental y el poder de tu propio sentimiento hacia el hombre que amas. Repitiéndola cinco noches, hallarás respuestas increíbles, te sorprenderás con el resultado.

“Mi concentración y mi poder de sentimientos puros pueden más que todos los hechizos, amor mío, eres tú quien me da fuerzas para amarte y este sortilegio que nació en mi pensamiento, es producto  de ti, de tu sensual mirada y tu cálida palabra.

Me rindo ante tus plantas como así lo haces tú cada mañana que te invoco y sigues mío, ¡en cada partecita de mi alma! Así será por siempre”.

5. Magia blanca para que te busque

Te voy a demostrar con este conjuro de magia blanca que no se necesitan demasiados elementos para que alguien que amas, te busque intensamente. Presta toda tu atención y ponlo en actividad.

Necesitarás:
  • Dos velas con formas de hombre y mujer
  • Papel blanco
  • Lapicero color rojo
  • Esencia de sándalo
Procedimiento:
  • Enciende en tu cuarto las dos velas en una esquina del mismo.
  • En el papel blanco escribe tu nombre y de quien deseas te busque.
  • Ahora, imprégnalo con la esencia de sándalo.
  • Lleva el papel escrito contra tu propio pecho y exclama:

“Que nada sea más fervoroso que mi pensamiento en ti, que nada te haga sobresaltar más que mi propio deseo por tu persona y que todos los motivos sean valederos para que me busques. ¡Sé mi esclavo hoy y siempre!

  • Tres noches serán suficientes para que esa persona te esté buscando de alguna forma, para llegar a ti.

Ya puedes ir pensando cómo atar a un hombre para siempre, poniendo en marcha alguna de estas brujerías infalibles, destinadas a encadenar al chico, ¡que te tiene enceguecida de amor por él!